miércoles, 11 de septiembre de 2013

Edith Sitwell, editora de Wilfred Owen

Sólo cinco poemas fueron publicados en vida de Wilfren Owen.
“Song of Songs” y “The Next War” vieron la luz en “Hydra”, la revista de Craighlockhart.

“Miners”, “Futility” y “Hospital Barge” fueron leídos por primera vez por el gran público el 15 de junio de 1918 (según anota cuidadosamente Dominic Hibberd) en “The Nation”, un “prestigioso semanario de la época de tirada nacional (…) Los siguientes poemas de Owen aparecieron a los pocos meses de su muerte en el número de Wheels de 1919"[Berta Cano Echevarría].

Podéis ver en este enlace la portada para el nº 4 de Wheels (volúmen de 1919), dedicado a Wilfred Owen, diseñada por William Roberts:
http://www.users.waitrose.com/~wrs/wheelscover.html

"Wheels había empezado a publicarse tres años atrás (…) Los poemas que recogían Edith y Osbert Sitwell  (…) tenían un tono oscuro y macabro que reflejaba la actitud pesimista de la nueva generación”. Así nos lo describe la profesora Berta Cano Echevarría en su espléndida obra “En los límites del modernismo: La poesía de guerra de Wilfred Owen” (Universidad de Valladolid, 2002).
Diseño cubierta: Miguel Angel de la Iglesia y Jesús Vicente

Poems by Wilfred Owen fue publicado por Chatto & Windus en 1920.


Edith Sitwell y Siegfried Sassoon editaron conjuntamente este volumen de veintitrés poemas. Fue la primera edición de sus obras: al fin, el momento que  Wilfred esperó con todas sus fuerzas desde que, siendo muy joven, supo que quería ser poeta, y que no pudo disfrutar.
Aunque sólo figura el nombre de Sassoon, Berta Cano apunta que “se sabe que la mayor parte de trabajo editorial lo realizó Edith Sitwell”.
¿Y quién es Edith Sitwell?

Hablar de Edith Sitwell es casi hablar de “The Sitwell”, pues formaba un buen equipo con sus dos hermanos, Osbert y Sacheverell. Los tres fueron figuras literarias de prestigio que conocieron personalmente a Wilfred Owen.
Retrato de Edith Sitwell pintado por Roger Fry (1915)

Hablamos de la niña que creció como pudo en la familia aristocrática en la que nació, que transcribía poemas sin parar a unas libretas o los leía en voz alta a su hermano de nueve o diez años.
De la joven que comparte un modestísimo apartamento en Bayswater a partir de 1914 con su institutriz, una mujer con formación y aptitudes muy por encima de ese puesto y figura clave para nuestra editora y poeta, y para dejar atrás una atribulada infancia y primera juventud, siempre en segundo plano y a mucha distancia de sus padres por ser sus hermanos varones los favoritos.
Será en ese apartamento donde se hable de la guerra, de una nueva poesía; la visitarán Virginia Woolf, y Huxley, Forster, y Robert Graves y Sassoon; los tres hermanos Sitwell se fundirán en el proyecto de Wheels.

Considerada por Yeats o T.S. Eliot como "una de las figuras más influyentes del modernismo anglosajón", no recuperada hasta finales de los años ochenta y principios de los noventa, también merece ser recordada por su obra poética.

A ella dedicaremos una de las próximas entradas de este blog.

Y, ya sabéis: escribid hermosos versos, aunque no sea con palabras.

Buenas noches.