jueves, 13 de marzo de 2014

"Más allá de la caverna de los siete durmientes": La diosa blanca hechiza a Robert Graves

William Blake: "The Night of Enitharmon's Joy", 1795. Hecate (Ἑκάτη)
Todos los santos la vilipendian y todos los hombres graves que se rigen por el justo medio del dios Apolo, despreciando a los cuales navegué en su busca a lejanas regiones, donde era más probable encontrar a la que deseaba conocer más que todas las cosas, la hermana del espejismo y del eco.
Era una virtud no detenerse, seguir mi obstinado y heróico camino, buscando en el cráter del volcán, entre los témpanos de hielo; o donde se borraba la huella, más allá de la caverna de los siete durmientes, a aquélla cuya frente ancha y alta era blanca como la del leproso, y sus ojos azules, y sus labios como bayas de fresno, y su cabello rizado del color de la miel hasta las blancas caderas (...) "La diosa blanca". Robert Graves. Traducción de Luis Echávarri. Alianza Editorial, S.A. (1988). Título original: The White Goddess - A Historical Grammar of Poetic Myth (1948).

All saints revile her, and all sober men 
Ruled by the God Apollo's golden mean— 
In scorn of which I sailed to find her 
In distant regions likeliest to hold her 
Whom I desired above all things to know, 
Sister of the mirage and echo. 
It was a virtue not to stay, 
To go my headstrong and heroic way 
Seeking her out at the volcano's head, 
Among pack ice, or where the track had faded 
Beyond the cavern of the seven sleepers: 
Whose broad high brow was white as any leper's, 
Whose eyes were blue, with rowan-berry lips, 
With hair curled honey-coloured to white hips (...)
Santuario de Atenea, Delfos (Δελφοί,). Dedicado desde el periodo micénico a una deidad femenina. Fotografía: www.panoramagriego.gr/
"Mi tesis es que el lenguaje del mito poético, corriente en la Antigüedad en la Europa mediterránea y septentrional, era un lenguaje mágico vinculado a ceremonias religiosas populares en honor de la diosa Luna, o Musa, algunas de las cuales datan de la época paleolítica, y que éste sigue siendo el lenguaje de la verdadera poesía,  "verdadera" en el moderno sentido nostálgico de "el original inmejorable y no un sustituto sintético". Ese lenguaje fue corrompido al final del período minoico cuando invasores procedentes del Asia Central comenzaron a sustituir las instituciones matrilineales por las patrilineales y remodelaron o falsificaron los mitos para justificar los cambios sociales".
My thesis is that the language of poetic myth anciently current in the Mediterranean and Northern Europe was a magical language bound up with popular religious ceremonies in honour of the Moon-goddess, or Muse, some of them dating from the Old Stone Age  The language was tampered with in late Minoan times when invaders from Central Asia began to substitute patrilinear for matrilinear institutions and remodel or falsify the myths to justify the social changes (…)
Templo de Isis en Baelo Claudia, Bolonia, Cádiz
"El relato más completo e inspirado acerca de la diosa en toda la literatura antigua aparece en El asno de oro de Apuleyo, donde Lucio la invoca en medio de su miseria (...) y ella aparece respondiendo a su súplica (...) La traducción castellana es la atribuida a Diego López de Cortegana (1500) (...): -Heme aquí do vengo conmovida por tus ruegos, ¡oh Lucio! Sepas que yo soy madre y natura de todas las cosas, señora de todos los elementos, principio y generación de los siglos, la mayor de los dioses y reina de todos los difuntos, primera y única sola de todos los dioses y diosas del cielo (...) A mí, sola y una diosa, honra y sacrifica todo el mundo en muchas maneras de nombres. De aquí los troyanos, que fueron los primeros que nacieron en el mundo, me llaman Pesinuntica, madre de los dioses. De aquí asimismo los atenienses, naturales y allí nacidos, me llaman Minerva cecrópea, y también los de Chipre, que moran cerca de la mar, me nombran Venus Pafia. Los arqueros y sagitarios de Creta, Diana. Los sicilianos de tres lenguas me llaman Proserpina. Los eleusinos, la diosa Ceres antigua Otros me llaman Juno, otros Bellona, otros Hecates, otros Ranusia. Los etíopes, ilustrados de los hirvientes rayos del sol, cuando nace, y los atrios y egipcios, poderosos y sabios, donde nació toda la doctrina, cuando me honran y sacrifican con mis propios ritos y ceremonias, me llaman mi verdadero nombre, que es la reina Isis. Habiendo merced de tu desastrado caso y desdicha, vengo en persona a favorecerte y ayudarte; por eso deja ya estos lloros y lamentaciones; aparta de ti toda tristeza y fatiga, que ya por mi providencia es llegado el día saludable para ti".
Ceremonia isiaca. Fresco de Herculano, 50-79 d.C. Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.
"La "actual" es una civilización en la que son deshonrados los principales emblemas de la poesía. En la que la serpiente, el león y el águila corresponden a la carpa del circo; el buey, el salmón y el jabalí  a la fábrica de conservas; el caballo de carrera y el lebrel a las pistas de apuestas; y el bosquecillo sagrado al aserradero. En la que la Luna es menospreciada como un apagado satélite de la Tierra y la mujer considerada como "personal auxiliar del Estado". En la que el dinero puede comprar casi todo menos la verdad y a casi todos menos al poeta poseído por la verdad.
Decid, si queréis, que soy la zorra que ha perdido el rabo; no soy sirviente de nadie y he decidido vivir en las afueras de una aldea montañesa de Mallorca, católica pero anticlerical, donde la vida se rige todavía por el viejo ciclo agrícola. Sin mi rabo, o sea sin mi contacto con la civilización urbana, todo lo que escribo tiene que ser leído perversa e impertinentemente por aquellos de vosotros que estáis todavía engranados a la maquinaria industrial, ya sea directamente, en calidad de obreros, administradores, comerciantes o anunciantes, o ya indirectamente, en calidad de funcionarios públicos, editores, periodistas, maestros de escuela o empleados de una corporación de radiotelefonía (...) R. G. Deyá, Mallorca, España" [1948].
Call me, if you like, the fox who has lost his brush; I am nobody’s servant and have chosen to live on the outskirts of a Majorcan mountain-village, Catholic but anti-ecclesiastical, where life is still ruled by the old agricultural cycle. Without my brush, namely my contact with urban civilization, all that I write must read perversely and irrelevantly to such of you as are still geared to the industrial machine (…) R.G. Deya, Mallorca, Spain.



Algunos enlaces
Museo Arqueológico de Delfos: 
http://odysseus.culture.gr/h/1/eh151.jsp?obj_id=3404
http://santuariodedelfos.blogspot.com.es/2011/12/101-tholos-de-atenea-pronaia.html
http://arqueologiaenmijardin.blogspot.com.es/2012/06/el-templo-dedicado-isis-en-baelo.html
http://yo-atenea.blogspot.com.es/2012/11/que-es-el-oraculo-de-delfos.html (blog festivo sobre la mitología griega)