viernes, 30 de agosto de 2013

Los poemas de Craiglockhart: "Dulce et decorum est" (1)

Borrador de "Dulce et decorum est", de Wilfred Owen. Incluye marcas y revisiones de Siegfried Sassoon. Fuente: The First World War Poetry Digital Archive, Universidad de Oxford (www.oucs.ox.ac.uk/ww1lit)

"Dulce et decorum est" es uno de los mejores poemas de Wilfred Owen y, probablemente, el más representativo. Escrito en Craiglockhart, Dominic Hibberd data su creación el 8 de octubre de 1917, basándose en la carta que escribe a su madre el día 9:

"Here is a gas poem, done yesterday……..the famous Latin tag (from Horace, Odes) means of course it is sweet and meet to die for one’s country. Sweet! and decorous!"   

El poema describe el alcance de un ataque con gas (Owen habla de gas fosgeno o cloro en una de sus cartas) a un grupo de soldados agotados. Uno de ellos tarda en colocarse la máscara antigás, y resulta mortalmente intoxicado. Mientras le transportan en un carro, la voz narradora reflexiona sobre la realidad de la guerra, muy lejos del idealismo de quienes no la conocen.
Soldados alemanes con máscaras antigás y un cañón anti-aéreo Maxim Flak M-14. "The War or the Nation", diciembre 1919

Como viejos mendigos ocultos bajo sacos,
tropezando, tosiendo como ancianos, cruzamos
    por el lodo
hasta que al fin volvimos la espalda a las bengalas
y, agotados, marchamos hacia un lugar remoto.
Caminamos sonámbulos. Algunos, sin sus botas,
seguían adelante empapados en sangre,
ciegos y cojos, sordos incluso a los zumbidos
de los obuses que caían tras nosotros.

“¡Gas! ¡Gas! ¡Rápido todos!”. Tanteando
   torpemente
nos pusimos las máscaras a tiempo.
Pero hubo uno que gritaba todavía
y se agitaba como un hombre en llamas.
A través del visor y de la niebla verde,
como hundido en el mar, vi que se ahogaba.

Aún veo en mis sueños, impotente,
cómo me pide auxilio presa de su agonía.

Si tú también pudieras, en tus sueños,
caminar tras el carro adonde lo arrojamos
y ver cómo sus ojos se marchitan,
ver su rostro caído, como un demonio hastiado;
si pudieras oír con cada sacudida
cómo sale la sangre de su pulmón enfermo,
obscena como el cáncer, amarga como el vómito
de incurables heridas en lenguas inocentes,
amigo, no dirías entusiasta
a los muchachos sedientos de una ansiosa gloria
esa vieja mentira: Dulce et decorum est
pro patria mori.

(Traducción de Gabriel Insausti)
Soldados británicos equipados con máscarás antigás PH con tubos de respiración, con una ametralladora Vickers. Julio 1916. Fotografía: John Warwick Brooke

Espero que no tengáis extraños sueños, después de contemplar estas máscaras del pasado, con un toque futurista.

Os dejo varias curiosidades:

Una animación de Wilfred Owen recitando "Dulce et Decorum est", basada en una fotografía. Vi uno similar hace un tiempo y la verdad es que impacta:
http://www.youtube.com/watch?v=wD4w9oaowlQ

También por Kenneth Branagh, 

http://www.youtube.com/watch?v=ghUFB2WZD6A

Y una muy buena y realista película de poco más de cuatro minutos, que os sorprenderá:

http://www.youtube.com/watch?v=P4Lzo_EXXOQ

Que escribáis hermosos poemas aunque sea sin palabras.

Buenas noches.