miércoles, 7 de mayo de 2014

Poeta de guardia XVIII: Muhsin Al-Ramli

No tengo claro que Muhsin Al-Ramli quisiera volver a hacer una guardia, aunque fuese poética, permanecer en una torreta virtual como ésta (por ejemplo) con un poema o montones de versos escritos, esperando a ser leídos por quien los necesite, con sol o luna.
Se recordaría como “jefe de tanque” en la guerra del Golfo (1990-1991), y pensaría en Irak, el país en el que nació y del que tuvo que marcharse  tras el asesinato de su hermano Hassan Mutlak –conocido como “el Lorca iraquí”-  durante el régimen de Sadam Hussein; en sus primeras impresiones en Madrid, donde la gente dormía en paz, sin los sobresaltos a los que él se había acostumbrado.
Muhsin Al-Ramli es poeta celebrado y querido en los círculos árabes cultos, profesor universitario en Madrid, novelista e hispanista licenciado en Filología Hispánica en la Universidad de Bagdad, entre otros títulos; residente en España desde 1995, y solicitado en recitales como en el que tuve el placer de escucharle. 
Para mí, entusiasta también de la arqueología, oír hablar de los sumerios, de “los dos ríos”, a un nacido en el "Creciente Fértil", en la cuna de la escritura, fue especialmente emocionante; nos refería las noches en las él y sus compañeros soldados aprovechaban para contar historias, y la forma de expresar el amor de su país de origen por la poesía: “en Irak tenemos más poetas que soldados” (…) la poesía se escribió en Irak hace 6.000 años, y fue ¡una mujer!, Angiduana, quien inventó allí la poesía..."
Muy especialmente me conmovió su preocupación por si no conocíamos o habíamos leído la “Epopeya de Gilgamesh”, insistiendo en ello varias veces.
Recordé una preciosa y emotiva entrada de +Norberto Ruiz Lima sobre su juventud y su maestro; cuando le preguntaba, cuando recurría a él, la contestación era siempre la misma: “Lea usted la “Epopeya de Gilgamesh”.

Tenemos muchas patrias, una de ellas es la Poesía.
Seamos sus ciudadanos, amantes, amados de ella.



DE UN LORCA A OTRO (fragmentos)
..a Hassan Mutlak, otra vez y no será la última.

Lo que estaba se ha llevado lo que queda...
y me despedí de Irak.

Abandoné las comisarías, los cementerios.
Crucé las murallas de fusiles
y las farmacias vacías.
He sido duro con el jardín de las manos en despedida
y con las lágrimas de las chicas que se quedaban atrás
porque mi llanto, delante de mí, es largo
y mi mapa es un bastón de ciego.
Mi corazón es un cementerio lleno de seres queridos
y mi medicina esta allí... allí,
con los gitanos de Andalucía.
Crucé países, muchas ciudades
y conviví con pueblos deprisa
porque Granada estaba esperándome,
Y yo a ella.
Porque Lorca posa su mirada
sobre las agujas del reloj y los olivares.
Mi amigo, mi hermano, está esperándome
desde nuestros primeros cuadernos.
Sollozaré entre sus brazos.
Mojaré su camisa bordada de canciones.

Le contaré todo lo que ha hecho el verdugo
en los dos ríos, en las palmeras
y en los amigos.
Le describiré la cuerda con la que ahorcaron a Hassan Mutlak,
y la máquina de picar almas y carne iraquíes.
Pero he encontrado su casa vacía
a excepción de su sillón, vibrando,
entre la ventana y el poema.
Llamé: Lorca, Lorca.
Oh, secreto de la insistencia de mi madre en fumar, a pesar del asma.
¿Dónde estás?
Amigo mío y socio mío en la inocencia.
¿Dónde estás?
Nada, excepto su sillón, vibrando,
entre la ventana
y el piano.
(...)

“He venido a Granada
buscando a Lorca.
Tal vez...
para que escribiera sobre los asesinados de mi familia.
Pero... le encontré asesinado”.



Enlaces
Reseña de +Francisco Cenamorhttp://www.arquitrave.com/periodico/periodico-dedos-datiles.html
http://muhsinalramli.blogspot.com.es/2008/10/lectura1998.html
http://www.elcultural.es/version_papel/OPINION/6645/Poesia_y_vida_en_Iraq/
http://es.wikipedia.org/wiki/Muhsin_Al-Ramli
http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/2011/12/04/nota288498.html