jueves, 3 de octubre de 2013

Poeta de guardia III: Esther González



Todos los días cruzo un río,
paso sobre tu cuerpo sin nombrarte,
ando con mis pies desnudos
sobre un agua que escurre granito.

Trozos de estrellas, de las lunas del cielo
llenan mis ojos de cristales rotos;
duelen cuando los cierro y los abro
como cataratas.

Piso tu nombre con cuidado,
digo tu nombre sin decirlo
todos los días sin nombrarlo.

© Esther González (2004)

Fuente fotografía: 
http://decorandoagusto.blogspot.com.es/2010/02/ecotips-del-mes-mini-jardines-zen.html