sábado, 25 de abril de 2015

Poeta de guardia XXX: Esther González.

"Heart of the Milky Way". Jmencisom CC BY 4.0



Sería yo fuego si fueras tú paja recién cortada. ¿Eres tú paja recién cortada? No. Serías una linterna que avanza desde el final de un túnel donde se adivina agua. Adivinaría en la oscuridad tu mirada, grabaría en la memoria el sonido de las pisadas que se acercan. Espero que la luz me revele tu rostro. Pero es pronto. Me has citado y aquí estoy. No espero una señal y sí la espero.

En esa gruta siempre añorada brota y se precipita una cascada. Estoy desnuda, como tú. Un trozo de noche entra por una claraboya natural. Hablamos del amor, de la conversación del agua. Te toca coger una estrella esta noche.

Alumbra los suaves tonos azulados del agua, los amarillos de las sales de azufre, los granates ferrosos de nuestros labios. Los haces girar delante de mis ojos y sonrío.

La luz se mueve, añil, alcanzando nuestras siluetas.

Por la claraboya, la Vía Láctea.

© Esther González. "Marzo" (2015)