jueves, 17 de abril de 2014

Poeta de guardia XVII: Elisabeth Bishop

No es fácil dominar el arte de perder;
hay tantas cosas que parecen colmadas por el deseo
de ser perdidas que su pérdida no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la confusión
de las llaves extraviadas, de la hora desperdiciada.
No es difícil dominar el arte de perder.

Practica después perder más, y más rápido:
lugares, y nombres, y las tierras a las que pretendías
viajar. Ninguna de estas pérdidas será devastadora.

He perdido el reloj de mi madre. ¡Y mira!, la última
o la penúltima de las tres casas que he amado se perdió.
No es difícil dominar el arte de perder.

He perdido dos ciudades, hermosas ciudades. Más aún,
vastos reinos que poseía, y dos ríos, y un continente.
Los añoro, pero no fue un desastre.

Incluso perdiéndote a ti (la voz risueña, un gesto que
amo) no habría mentido. Es evidente
que no es difícil dominar el arte de perder
aunque eso parezca (¡escríbelo!) un desastre.

Elizabeth Bishop: Obra poética. Ediciones Igitur. Barcelona. 2008. Reproducido del calendario de actividades de la Fundación Entredós (www.fundacionentredos.org) correspondiente al mes de abril de 2014.


Elizabeth Bishop nació en Worcester, Massachusetts, en 1911. Su padre moriría pocos meses después de su nacimiento, y su madre ingresaría en una clínica mental cuando  contaba cinco años; nunca volverían a verse. 
Hasta ser reclamada por los abuelos paternos, vivió una época dorada con los maternos en Nova Scotia. Elizabeth acusó el cambio y, en 1918, comprendiendo que la niña no era feliz con ellos, decidieron enviarla con su tía Maud y su marido, pagando los gastos de su mantenimiento y educación. Y fue su tía Maud quien la introdujo en la poesía victoriana:  Alfred Tennyson, Thomas Carlyle, Robert Browning, Elizabeth Barrett Browning.
Estudiante en el prestigioso Vassar College de 1929 a 1934 (año en que fallece su madre), coincide con Mary McCarthy (futura autora de la magnífica novela "El grupo" y de una notable correspondencia con Hanna Arendt), Margaret Miller y Eunice y Eleanor Clark, creando entre todas la revista literaria "Con Spirito".
A través de un bibliotecario de Vassar, conoce a la poeta Marianne Moore, que se interesa por su poesía, ayudándola en la publicación de algunos de sus poemas y animándola a abandonar la idea de estudiar Medicina.
Impresiona el registro de galardones literarios y distinciones concedidos a Elizabeth Bishop, por su número e importancia, entre otros:
Guggenheim Fellowship (1947 y 1978)
asesora de poesía de la Biblioteca del Congreso de los EE.UU. y American Academy of Arts and Letters Award (1950)
Shelley Memorial Award (1953)
miembro vitalicio del National Institute of Arts and Letters desde 1954
Premio Pulitzer por su poemario "North and South-A Spring" en 1956
Academy of American Poets Fellowship en 1964
Orden de Rio Branco del Gobierno brasileño en 1968
National Book Award for Poetry (1970)
primera mujer a la que se le concedió el Neustadt International Prize for Literature en 1976 (concedido en esos años a Giuseppe Ungaretti -quien, por cierto, combatió en la Primera Guerra Mundial-, García Márquez y Octavio Paz)
el National Book Critics Circle Award en 1977...
Tras recibir una importante beca en 1951, viaja por Sudamérica, iniciando en Brasil una de las dos relaciones que marcarán su vida, con la arquitecto Lota de Macedo Soares, una convivencia de quince años de la que será testigo la moderna casa diseñada por Lota en Samambaia. Es conocida su participación en el desarrollo del Parque do Flamengo, en el centro de Río de Janeiro. 
Por su parte, Elizabeth se interesa por la cultura hispanoamericana y por poetas como Octavio Paz, Carlos Drummond y Joao Cabral de Melo Neto.
Profesora en Harvard y Nueva York, concluyó su labor docente en el MIT.
En 1971 conoce a Alice Methfessel, que a su muerte en 1979 se convertiría en su albacea literario. 
Está enterrada en el Hope Cemetery, de Worcester.

Kathleen Spivack, una estudiante de Harvard muy próxima a ella en los sesenta, escribía en sus memorias: "... Extremely vulnerable, sensitive, she hid much of her private life. She wanted nothing to do with anything that seemed to involve the women's movement. She internalized many of the male attitudes of the day toward women, who were supposed to be attractive, appealing to men, and not ask for equal pay or a job with benefits."
[Spivack, Kathleen. Robert Lowell and His Circle: Sylvia Plath, Anne Sexton, Elizabeth Bishop, Stanley Kunitz, and Others. Boston: Northeastern University Press, 2012.]
Sin embargo, en una entrevista en 1978 en The Paris Review , a pesar de su insistencia a no ser incluida en antologías de poesía femenina, declaraba que se consideraba "a strong feminist" but that she only wanted to be judged based on the quality of her writing and not on her gender or sexual orientation."

Fotografías
río Connecticut, Massachussets
Elizabeth Bishop:
www.poemhunter.com
www.BIGhay.com


Fuentes
Reseña del New York Times de  "Rare and Commonplace Flowers: The Story of Elizabeth Bishop and Lota de Macedo Soares", de Carmen L. Oliveira
http://www.harvardsquarelibrary.org/poets/bishop.php
http://en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Bishop
la película "Reaching the moon" (2013) recrea la relación entre Elizabeth Bishop y Lota de Macedo Soares, y está basada en la biografía escrita por Carmen L. Oliveira
http://www.imdb.com/title/tt2217458