sábado, 28 de noviembre de 2015

“Trofeos de los Salvajes”

"Trophies of the Savages"

Vi este cuadro de Emil Nolde el mismo viernes 13 de noviembre por la tarde, pocas horas antes de que llegaran, ya de noche, las primeras noticias sobre la matanza de París.

Pensé que lo habría pintado en algún permiso durante la Gran Guerra (el cuadro es de esa fecha, 1914), o después de ella. 
Pero no.

Poco después de agosto de 1914, Emil Nolde (rondaba los 47 años) se encontraba en la isla de Alsen (actual Als, Dinamarca), pintando más de ochenta cuadros basados en un reciente viaje. De hecho, nunca combatió ni pisó un frente tal y como lo entendemos, con cañones, cráteres, cadáveres, trincheras y todo eso. Pero estuvo en otros,  igualmente horribles y perversos.

Nolde y su mujer, Ada Vilstrup, viajaron desde Berlín hacia las islas del sur del Pacífico a finales de octubre de 1913. 
Concluyeron un largo periplo de dos meses en Madang, Papúa. Lo ilustra magníficamente Higinio Polo, en su documentado artículo “Emil Nolde, entre el nazismo y la pintura”:
“Era una expedición organizada por el Reichskolonialamt (la Oficina imperial para las colonias) y dirigida por los doctores Külz y Leber, que fue quien le ayudó a participar.

"Freezing Russians", 1914

“Llegaron en tren a Moscú, donde permanecieron entre el 4 y el 7 de octubre, en la atmósfera opresiva del zarismo. Atravesaron después Siberia y la Manchuria: pasaron por Omsk, Tomsk, Irkust, Harbin (ya en China), y llegaron a Seúl, en Corea, que en ese momento estaba ocupada y convertida en colonia por el Japón.

Alcanzaron después Kioto, Tokio, Nagasaki. De nuevo en China, llegaron a Pekín (…), y pudieron admirar la ciudad prohibida y las tumbas Ming, para viajar después a Huangshi, y, en barco, llegar a Shanghai el 20 de noviembre de 1913, donde Nolde realiza una serie de acuarelas (…) Continuaron en barco hasta el río de la Perla, para visitar Hong-Kong y Cantón, y desembarcaron en Manila el 2 de diciembre. Después, visitaron las islas Carolinas, que eran colonias alemanas. Finalmente, llegaron a Madang, ya en Papúa, donde permanecieron desde el 10 de diciembre de 1913 hasta el 20 de mayo de 1914.”

"Jupuallo", 1914


"Ha ido trabajando a lo largo del vieje: a finales de ese 1913, Nolde remite a Alemania unas doscientas cincuenta acuarelas. Después va a otras islas: Manus, Kavieng, Rabaul, aunque la parte más relevante de su viaje es el periodo de enero a abril de 1914, cuando pinta las obras más notables de esa aventura (...) En la isla de Manus, visita a los que consideran indígenas hostiles y pinta acuarelas teniendo el revólver al alcance de la mano, igual que su mujer (...)"

"Salvajes de Nueva Guinea", 1915


En 1933, Nolde “saluda en una carta el “hermoso levantamiento del pueblo alemán”, el mismo mes en que los nazis cierran la Bauhaus de Berlín, decisión que no parece inquietarle (…) la Liga nacional-socialista de estudiantes propone a Nolde como presidente de las Escuelas de arte unidas. Nolde lo rechaza “para preservar su independencia”, pero se ve obligado a dejar la Academia prusiana de bellas artes. En ese momento, Goebbels era favorable al expresionismo (…) apuesta por autores como Nolde y Munch en la búsqueda de un arte racial que sea una de las expresiones culturales de la nueva Alemania nazi.”
"Crepusculo", 1916 - wikigallery.org

“La ambivalente actitud de los nazis hacia el arte moderno, que se debate en sus inicios entre la inclinación de una parte de la juventud nazi hacia el expresionismo, y el afán de satanizar la pintura moderna como fruto de la conjura bolchevique y de la influencia judía, termina cuando Hitler proclama su aversión hacia el arte moderno.

“Después de la muerte de Hindenburg, en 1934, Goebbels impulsa el culto a Hitler. Una declaración de lealtad, publicada en elVölkischer Beobachter (El observador popular, órgano oficial del partido nazi, NSDAP) lleva las firmas de Furtwängler, Richard Strauss y Nolde, entre otros muchos intelectuales y artistas.”

"A Long Time" 

“En 1937, el tribunal de Hamburgo delibera sobre la adhesión de Nolde al NSDAP (…) afirmando que Nolde “no se adhirió” al partido nazi, una forma de situarlo en la marginalidad, pese a las evidentes muestras de adhesión al nazismo que el pintor había manifestado.”

Ese mismo año, en Munich, se abre la primera exposición de Entartete Kunst [Arte Degenerado], que contará con más de dos millones de visitantes:
“Nolde está representado en la muestra con cuarenta y ocho pinturas, junto a obras de Chagall, Grosz, Dix, Munch, Beckmann, Klee, Max Ernst, Kandinski, Marc, y sus viejos compañeros Kirchner, Schmidt-Rottluff y Pechstein, entre otros. Nolde ha pasado a ser un pintor degenerado, un exponente del arte que se opone a la pureza racial, que corrompe el ideal de la tradición donde debe mirarse Alemania. Así, más de mil obras de Nolde son retiradas de los museos alemanes.

Pero, aunque “en ningún momento su vida estará en peligro”, la escalada continúa. En 1939, “obras de Nolde son destruidas”; en 1941, “le notifican la prohibición de pintar”. Pintará “más de mil acuarelas de pequeño formato, que llamará los cuadros no pintados.
De la Colección "Cuadros no pintados" - Nolde Foundation Seebüll

Emil Nolde sobrevivirá más de diez años al final de la Segunda guerra Mundial, y expondrá en la Biennale de Venecia y en la Documenta de Kasel.

"Yellow Sea with Small Steamships", 1946


En la misma exposición donde vi estos "Trofeos de los Salvajes" de Emil Nolde, está colgado en un lugar preferente, protegido por un cristal, "Retrato de Erna", de Ernst Ludwig Kirchner.
La actitud de Nolde, "oportunista, acomodaticia, cómplice", le distanció de amigos como Kirchner y Heckel.
Ernst Ludwig Kirchner. "Retrato de Erna" (esposa del pintor), 1917
© Kirchner Museum Davos

Al lado del “Retrato de Erna”, separado por unos pocos centímetros, un pequeño panel reproduce secuencias de la primera exposición de Arte Degenerado de Munich de 1937.
Y este mismo retrato aparece en ellas, y produce emoción pensar que, finalmente, no fue destruido.
Porque, como apunta  Suzana Mihailic en su análisis de otra pintura de Kirchner, Erna Schilling fue bailarina en un local nocturno, y conocía y pertenecía “al mundo de la noche, de la bohemia y de los marginados.”
Sin duda, altamente peligrosa y Arte Degenerado.
Siempre.


“Emil Nolde, entre el nazismo y la pintura”, por Higinio Polo:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=90779
"Cómo mirar un cuadro", por Suzana Mihailic:
http://www.finanzas.com/xl-semanal/conocer/20120826/querer-hermanas-3395.html