lunes, 16 de diciembre de 2013

"Invictus": el poema que Nelson Mandela se sabía de memoria


"Invictus" es un poema escrito por William Ernest Henley en 1875 e incluido en su poemario "In Hospital" (1903).
Publicado en ediciones anteriores, originalmente no tenía título. Wikipedia cita a Arthur Quiller-Couch como al responsable de añadir "Invictus" (invicto, inconquistable en latín) al incluirlo en el Oxford Book of English Verse (1900). 
Crítico y editor de diversas revistas, en el National Observer se publicaron algunos de los primeros trabajos de Thomas Hardy, Georger B. Shaw, Wells y  Kipling.
Desde su juventud convivió con la amputación de parte de una pierna; Robert L. Stevenson , amigo suyo, creó el Long John Silver de "La isla del tesoro" partiendo de esta circunstancia.
Out of the night that covers me,
Black as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.


Lo atractivo del mensaje del poema, la utilización que hace del mismo una figura como Nelson Mandela, nos permite identificarnos con ese anhelo de autonomía, reconocimiento y fe profunda en nosotros mismos; con nuestra auto-aceptación más firme:
Más allá de la noche que me envuelve,
negra como el abismo insondable,
agradezco a los dioses que pudieran existir
por mi alma inquebrantable.
En las azarosas garras de la circunstancia
no me he lamentado ni he llorado.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza esta ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
yace el Horror de la sombra,
y sin embargo la amenaza de los años
me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
cuan cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

(traducción poema publicado en wikipedia)


"Invictus", la película estrenada en 2009, recrea a la nueva Sudáfrica que Nelson Mandela trata de aunar en torno a la selección de Rugby, con la excusa de la celebración del Mundial de 1995 en el país. El poema "Invictus" forma parte del refugio y fortaleza que construyó en su interior para continuar adelante durante los años de injusticia, discriminación y cárcel. Esta es la traducción que se escucha en la película, cuando la selección, con su capitán Francoise Pienaar (Mat Damon), visita la celda de Mandela en la prisión de Robben Island: http://www.youtube.com/watch?v=5KTneGBE4tY

Clint Eastwood, con 80 años, fue el director.
En un artículo, John Carlin (en cuya obra "El factor humano" se basa el guión) recogía algunas de sus reflexiones:
"Pensé que era una historia perfecta para el mundo de hoy. Necesitamos que se difunda la creatividad de este hombre. Ojalá que nuestro presidente, cualquier presidente, pudiera ser tan creativo y tan capaz de pensar fuera de lo establecido".
"Morgan me llamó y dijo: 'Tengo un guión estupendo para ti" (...) Había leído alguna cosa sobre Mandela y muchos artículos sobre él y todo eso, pero no sabía sobre este episodio (...)
"Sigue pareciéndome asombroso. Todavía no me hago a la idea. No parece posible dentro de la naturaleza humana. No parece posible que uno esté encerrado en la cárcel 27, 30 años y no salga y diga: '¡A la puta mierda con todo el mundo! Voy a hacerlo. Tengo el poder. Voy a cargarme a todo el mundo, vamos a darles una paliza y anotar sus nombres". Eastwood entiende que no se trata sencillamente de una cuestión moral. Mandela utilizó la generosidad y el perdón como armas políticas para conquistar los objetivos a los que había dedicado su vida: la liberación de su pueblo, la democracia y la paz. "Fue pragmatismo. Hubiera sido muy fácil optar por el otro camino: matarlos a todos, acabar con ellos. Pero tuvo una visión global de un pueblo viviendo en una especie de armonía, y ¡es asombroso! Incluso después de haber rodado la película, ¡es una historia asombrosa!".
http://elpais.com/diario/2010/01/10/eps/1263108414_850215.html

Un último enlace:
Las redes entonan el 'Invictus' que inspiró a Nelson Mandela
Nada más conocer el fallecimiento del ex presidente de Sudáfrica, Twitter se ha llenado de mensajes con fragmentos del poema 'Invictus' (...)

Aunque también e inevitablemente humanos, seamos INVICTVS, inquebrantables, capitanes de nosotr@s mism@s, únicos creadores de nuestro destino